miércoles, 2 de junio de 2010

LA FUNCION DE LA NARRATIVA EN LA NARRACION.

El acercamiento que tiene el ser humano para ordenar el caos de la realidad, es precisamente el narrativo. Desde la antigüedad el ser humano ha creado historias y las ha narrado. Por eso mismo se dice que la narrativa da sentido y hace intangible el mundo que lo rodea.
El pensar históricamente implica, esencialmente, la temporalidad, comprendida ésta como una vivencia desde lo temporal, donde el tiempo "narrado", se construye de un presente hacía lo real pasado, siendo actividad del historiador asignar una perspectiva temporal. Así, la narrativa no va ser solo una metodología - como señaló Bruner -, sino una forma de construir y dar intangibilidad a la realidad. Se aspira a recuperar el modo natural de razonar de la historia. La narrativa es una modalidad del pensamiento que puede tener un abordaje analógico o metafórico con un ritmo o secuencia de eventos significativos que dan organización a la experiencia vivida como lo muestra la narración o configuración de la experiencia humana. La naturaleza epistemológica y cultural de la historia la lleva a comprender lo particular, así que el objetivo de comprender los acontecimientos humanos es sentir las alternativas que tiene la posibilidad humana; son los argumentos de la acción: la intención de los agentes o metas las situaciones o los medios, todas ellas condiciones que nos llevan a saber que es lo que piensan, sienten, saben o dejan de saber, los que intervienen en la acción. En la historia se convive con lo narrativo y lo paradigmático; los personajes sus acciones, las categorías y los conceptos; el tiempo histórico con los límites que impone una trama; lo particular con lo universal. La finalidad educativa de la historia es que el alumno, además de manejar parte del conocimiento declarativo que marca el currículo escolar, sea capaz de utilizar las competencias disciplinarias del conocimiento histórico, es decir, que pueda reflexionar y recrear la realidad en un contexto determinado. Se trata, no solo de conocer los hechos del pasado, sino apropiarse de las formas que desarrolla el pensamiento histórico. Para lograr que el alumno utilicé lo aprendido en la escuela y pueda aproximarse a la comprensión del mundo que le rodea, será necesario trabajar las prácticas del razonamiento histórico; plantear preguntas a las fuentes históricas; establecer analogías; hacer inferencias para formarse una imagen coherente del pasado; tejer hipótesis; aclarar las ideas; reflexionar sobre la realidad socio histórica interpretar la realidad; y hacer inteligible este conocimiento mediante la narrativa.

LA NARRATIVA, MODO DE RAZONAR LA HISTORIA.

La historia como grafía o producto del conocimiento humano es una representación de la realidad que se configura de una manera narrativa. La narrativa es la forma esencial de la historia, independientemente de la forma o el género. Hay que enseñar y aprender a razonar de manera histórica. La narrativa que tiende a realizar descripciones imaginativas pero incorrectas en donde no se cuestiona la información histórica ni busca elementos relevantes para encontrar la significación o referencia del proceso histórico estudiado, no expresa las competencias del razonamiento histórico. Las competencias del modo de razonar de la historia solo pueden ser posibles en la manera en que buscan ir más allá del retrato simplificando de un momento histórico o de la crónica real. Lo medular del conocimiento histórico es dar inteligibilidad a los acontecimientos, trascender precisamente al "objeto -dato-histórico" que aparece como inobjetable. La narrativa se le asocia fácilmente con las construcciones imaginarias y no científicas, ya que no posee preposiciones verificables o universales. Sin embargo habría que enfatizar que la narrativa es ante todo interpretación, es una forma de construir, de aprender la realidad social. La narrativa en el conocimiento histórico permite dar sentido a las experiencias vividas por el hombre. La narración constituye la unidad lingüística que lleva consigo su propio contexto.

¿COMO EDUCA LA NARRATIVA?

La narrativa es la mera descripción de acontecimientos fácticos, pero sin pretender ir más allá la narrativa es una forma de conocer y de comunicar la experiencia humana que da coherencia a la realidad. Abre un horizonte amplio para el logro de objetivos que inciden positivamente en la maduración de habilidades cognitivas y de equipamientos de herramientas culturales o el andaje cultural, al que hace referencia Vigostsky para la comprensión de la realidad social. Es una estrategia educativa viable para que el alumno razone con coherencia lógica frente a los problemas que presenta la cotidianidad social, ya que la naturaleza más esencial de la historia es la inteligibilidad de la realidad ya se ha pasado o presente mediante un discurso coherente que de cuenta con la multiplicidad de construcciones narrativas. La función educativa de la narrativa como estrategia en la enseñanza de la historia aspira a llegar más allá del conocimiento superficial o anecdótico que contiene los libros de texto y de la estructura curricular que actualmente presentan los textos de educación primaria. La narrativa posee un poder transformador y nos pone en contacto con otras experiencias, por ejemplo, cuando un historiador se enfrenta a los textos de otro, vive la experiencia del otro. La narrativa vista en su dimensión educativa; presenta dos caminos para lograr una enseñanza que estimule el pensar históricamente. Por un lado, hay situar a la narrativa como algo estructural al currículum que lleve a la transformación y movimiento permanente de conocimiento, es decir, a enfrenar la experiencia del otro, lo que nos permite transformar nuestra propias ideas y dialogar con las ideas de los otros. El otro camino concibe a la narrativa como una vía accesible para exponer problemas que, por su complejidad requieren la utilización de formas narrativas que pueden ser metafóricas o analógicas.
Si la historia es concebible como una asignatura informativa sobre los acontecimientos patrioticos, lo narrativo es la mera descripción de acontecimientos fácticos; pero si se pretende ir más allá de la adquisisción de información y estimular el pensamiento histórico, la narrativa es una forma de conocer y comunicar la experiencia humana que da coherencia a la realidad.

La narrativa en la enseñanza de la historia tiene que ser concebida como una forma de representar al mundo en que vivimos, de comprender nuestros actos cotidianos y darles significado, de dar forma a nuestra realidad social.

La rarrativa presenta dos caminos para lograr una enseñanza que estimule el pensar historicamente:
a) Hay que situar a la narrativa como algo estructural al curriculo que lleve a la transformación y movimiento permanente del conocimiento, es decir, a enfrentar la experiencia del otro, lo que nos permite transformar nuestras propias ideas y dialogar con las ideas de otros.

b)La narrativa como medio acesible para exponer problemas que por su complejidad, requieren la utilización de formas narrativas que pueden ser matefóricas o analógicas.

La narrativa como medio accesible al conocimienteo, es utilizandola como el contar historias a los alumnos, un medio para despertar el interés cognitivo sobre un problema.

La narrativa en una forma en que los seres humanso configuramos la realidad, damos sentido a nuestras experiencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada